Congresistas: vergüenza ajena

Congresistas: vergüenza ajena

Por: Susi Pola

Como pueblo, tenemos mucha experiencia acerca de la indolencia de los congresistas y sus partidos que trabajan para proyectos individuales de militancias sin defender ninguna teoría democrática. Generalmente, las personas que se mueven en la sociedad político partidista del país, hacen lo mismo que se ha hecho en este marco de corrupción estructural y arraigada.

Observen si no como, la Comisión Bicameral encargada del Proyecto del Código Penal, reunidos en sesión especial en un resort de La Romana para su “arduo trabajo”, rechazó las tres causales eximentes de penalización al aborto, entre otras cosas, como señala la senadora Faride Raful en su cuenta de Twitter: “Acabamos de concluir los debates y la votación de los más de 400 artículos del proyecto de Código Penal uno por uno. Lamento que los puntos neurálgicos que debieron ser corregidos, no lo fueron”.

De hecho, tanto ella como el diputado José Horacio Rodríguez, también de la Comisión, dicen presentarán un informe disidente, siempre por las redes y por esa vía, nos cuentan que, dentro de los puntos acordados como resultado de la “dura jornada intelectual”, y eso lo agregamos, figuran la eliminación de la imprescriptibilidad de la corrupción, la reducción de penas en casos de violencia de género e intrafamiliar, la eliminación de la violencia verbal y la erradicación de agravantes en casos de agresión sexual.

Otro golpe bajo asestado a la mitad de este país, recortando los derechos adquiridos en 1997, porque también, a su entender, la violencia basada en el género contra las mujeres, es “demasiado” castigada porque ese no es un problema grave que tengan que valorar, es lo que pensamos que creen.

Y no dejan de tener razón, porque, esta lista de legisladores, senadores: Santiago Zorrilla (presidente), Antonio Taveras, Yván Lorenzo, Dionis Sánchez, Faride Raful, Franklin Romero, Pedro Catrain, Ramón Rogelio Genao y Virgilio Cedano, y de diputados: Alexis Jiménez (vicepresidente), Darío Zapata, Elías Wessin, Eugenio Cedeño, Fior Daliza Peguero, Jesús Manuel Sánchez, José Horacio Rodríguez, Luis Sánchez, Mateo Evangelista, Omar Fernández, Pedro Botello, Plutarco Pérez, Rafael Alburquerque, Ramón Martínez, Sadoky Duarte, Santiago Vilorio, Víctor Fadul y Víctor Suarez, con las honrosa excepciones de la senadora Raful y el diputado José Horacio Rodriguez, han legislado para sus propios intereses y cuentan con sus propias causales si tienen que resolver embarazos no deseados en sus familias y con sus “tropiezos”.

Mientras esperamos que llegue todo a un pleno que no pase tanta vergüenza por su indolencia democrática, mujeres, anotemos sus nombres que todo período pasa.

Publicado por: Periódico El Nacional

Share this post